Cultura del Café

Cultura del Café

Costa Rica produce uno de los cafés más finos del mundo. Los granos para consumo local a menudo se tostan con azúcar para hacer un café espeso y oscuro que no es amargo del todo. Tradicionalmente se servia este café fuerte mitad y mitad con leche, en un vaso alto.

El café… una deliciosa infusión

De olor y sabor único, el café se ha transformado con el correr de los años no solo en la bebida ideal para comenzar la mañana, sino en la perfecta para degustar a cualquier hora del día. El café es la bebida más consumida mundialmente y en la actualidad, existen numerosas alternativas al tradicional café negro, así como lugares donde poder disfrutarlas. La Gran Área Metropolitana ofrece cafeterías con una gran variedad de opciones, en cuanto a tipos y sabores de cafés, en combinación con una deliciosa repostería, para escoger entre salada o dulce. En esos lugares se encontrará con distintas atmósferas, eso sí, todas invitan a la reflexión, la creatividad y la inspiración. Muchos son sitios elegantes, modernos, ambientados con música relajante… aunque también, moderna y variada. Siempre es bueno hacer una pausa y disfrutar de un delicioso café, hágalo… con su delicado aroma y acidez, el café es una bebida digna de reyes.

Dos siglos de café de Costa Rica

En los últimos 200 años el café ha sido un pilar fundamental para la sociedad costarricense y motor del desarrollo económico, social y cultural; por eso se le ha llamado “El Grano de Oro”. Con las mejores prácticas agrícolas y, en ocho zonas (Valle Central, Valle Occidental, Tarrazú, Tres Ríos, Orosi, Brunca (Coto Brus y Pérez Zeledón), Turrialba y Guanacaste. Costa Rica cultiva cafés con aroma, cuerpo, acidez y sabor que satisfacen los paladares más exigentes.

Aparte de ser una excelente productora de café, Costa Rica es una gran consumidora de granó de la mejor calidad. Entre los países productores, tiene uno de los consumos de café más altos del mundo.

Métodos de preparación del café

Existe una amplia gama de alternativas e instrumentos para la preparación de bebidas de café.

Algunos de los más difundidos son:

– El Chorreador

Cultura del Café

Es un utensilio tradicional y uno de los métodos favoritos, ya que se generan deliciosos aromas en el proceso de infusión.

Procedimiento:

Utilice, preferiblemente, 10 gramos de café molido por taza a preparar con el fin de obtener y disfrutar un mejor sabor y buena textura. Vierta agua callente (90°C – 95°C) en el recipiente con el café molido. Deje reposar un minuto y agite levemente. Filtre el café en la bolsa de chorrear y asegúrese de que el recipiente que recibe el café, ya filtrado, sea del mismo diámetro que la bolsa. Esto evita pérdidas de aroma y temperatura.

– Cafetera Eléctrica (Coffee maker)

¿Cómo funciona?

El agua callente pasa a una canasta interna que contiene un filtro en el que se deposita el café molido para la extracción. Se recomienda el filtro de plástico.

Recomendaciones:

Use, preferiblemente, 10 gramos de café molido por taza a preparar. En el pichel, deje el café solo por tres minutos antes de servir, pues los atributos de la bebida se pierden muy rápido. Es importante lavar con frecuencia el depósito del agua con vinagre de alcohol y agua pura, en abundancia, haciendo pasar el líquido por las tuberías del aparato.

– Prensa francesa
Cultura del Café

Si la prensa es de un tamaño de 170 mi, utilice 15 gramos de café molido; si fuera de 1 litro, use o pruebe en un rango de 55 a 65 gramos de café.

Procedimiento:

  1. Deposite café molido en el fondo del pichel (de acuerdo con el número de tazas a preparar)
  2. Vierta el agua caliente de tal manera que se mezcle bien con el café molido. Luego, coloque el émbolo
  3. Remoje de 3 a 4 minutos
  4. Posteriormente, con delicadeza, separe el líquido de los sólidos bajando a presión el émbolo, de modo que el café molido permanezca en el fondo

Recomendaciones para disfrutar mejor el café

  • Almacénelo en un recipiente de vidrio con cierre hermético y en un lugar seco y oscuro, a temperatura ambiente. No lo guarde en refrigeración por que tendría alta humedad. Además, se contaminaría con los olores de los otros alimentos.
  • Agua: es importante que sea pura y sin cloro, que no contenga ningún sabor.
  • Frescura: evite almacenar café por mucho tiempo, pues pierde sus atributos deseables. También es preferible tomar el café, recién preparado.

Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en:
Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies