Remolacha

Remolacha

La remolacha (Beta vulgaris) es una planta de la familia de las Amarantáceas, procedente de Europa. Es una hortaliza de raíz de forma cilíndrica, cónica o globular, de color rojo hasta morado oscuro en las variedades silvestres y blanco en las variedades azucareras.

Las hojas de las remolachas también pueden ser consumidas y tienen un sabor semejante a la espinaca, si desea utilizar las hojas para su consumo, se recomienda seleccionar aquellas que estén verdes y tiernas.

Remolacha

Usos de la remolacha

La raíz de remolacha es empleada cruda o cocida, pero mantiene mejor las propiedades cuando está cruda. Si decide cocinarla, hágalo con la piel y retírela después. Se puede utilizar para ensaladas y la industria alimentaria la emplea en la elaboración de jugos.

A la remolacha se le extrae un pigmento natural presente en esta raíz que le otorga su color rojo característico y que es utilizado en la industria alimentaria para la obtención de un colorante denominado “rojo de remolacha”, que se utiliza para dar color a productos como helados, sopas y licores.

Cómo conservar la remolacha

Cuando adquiera remolachas, estas deben tener aspecto fresco y textura firme, deben estar limpias, enteras, libres de humedad externa y de materiales extraños, de daños por insectos y de pudriciones.

Una vez en el hogar, se recomienda mantenerlas en el refrigerador, preferiblemente en bolsa de plástico y así pueden mantenerse en buen estado por dos o tres semanas. No se recomienda congelarlas crudas porque pierden luego su textura y crujencia. Sí se pueden congelar luego de hervirlas en agua salada hasta lograr cocción “al dente”, luego de lo cual se dejan enfriar o, mejor aún, sumergirlas en agua fría para facilitar su pelado y detener la cocción. Así, se pueden cortar y congelarlas en un recipiente hermético. Las hojas de la remolacha, por separado, pueden conservarse en una bolsa de plástico. Algunas industrias las procesan y se pueden congelar, conservar en vinagre o enlatar.

Beneficios para la salud

Se dice que medio litro de jugo fresco de remolacha puede ayudar a reducir la hipertensión arterial, debido a que algunos componentes del jugo generan óxido nítrico en el estómago y éste por su parte, actúa como reductor de la hipertensión arterial.

Se recomienda el consumo en mujeres embarazadas, pues posee una buena cantidad de folato y ácido fólico que previenen defectos de nacimiento del tubo neural (nervioso) y ayudan contra enfermedades cardíacas y anemia.

Posee alto contenido de fibra, soluble e insoluble. Es un alimento de moderado contenido calórico, ya que además del agua, los hidratos de carbono son el componente más abundante, lo que hace que ésta sea una de las hortalizas más ricas en azúcares.

Se le considera un alimento laxante, que combate el estreñimiento y como remedio para mejorar la función hepática y para tratar las infecciones en la vejiga urinaria. Se comporta como un producto diurético ya que contiene importante cantidad de potasio y bajo contenido de sodio, lo que favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo.

Elaborado por Sonia Chinchilla Montes
SIA-CNP

Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies